1. Consultar obras y opiniones sobre el tema al empezar la investigación ya que se necesitan fundamentos básicos para saber lo que se tiene que hacer.
  2. Seguir las instrucciones y requisitos establecidos por cada escuela desde el principio. Esto evita tener que hacerlo cuando el trabajo está avanzado con la consecuente pérdida de tiempo.
  3. Pedir al profesor ser concreto en sus correcciones, si es del caso solicitar claramente por escrito todas las observaciones.
  4. Delimitar en forma precisa el problema, los objetivos y la justificación.
  5. Elaborar un marco teórico que responda a los objetivos.
  6. Tener variables que pueden ser medidas en forma concreta.
  7. Desarrollar un procedimiento metodológico por etapas y de acuerdo a las variables.
  8. Desarrolle una estrategia de investigación, lo que implica hacer un cálculo de los recursos y limitaciones que se tendrán en el trabajo.
  9. Tomarse tiempo y cuidado a la hora de aplicar los instrumentos de investigación Esta precaución además de aumentar la precisión de los datos recogidos hace que la riqueza de la información obtenida sea mayor.
  10. Elaborar las conclusiones y recomendaciones de acuerdo a los objetivos y el problema propuesto inicialmente. Esto solo es posible si la investigación se ha llevado a cabo en forma adecuada y revela la coherencia del documento y la calidad de la investigación.

     Algunos de estos aspectos se desarrollan con más claridad en ¿Cómo hacer una tesis?.